¡Hola majicos! Qué alegría veros por aquí, en nuestra primera entrada del blog mañico, de Pipas Mañicas.

Y para estrenar esta sección, no se nos ocurría mejor manera que hablar del origen del gentilicio maño, con el que se hace alusión a la gente maravillosa de Aragón. Y, también al que nosotros debemos nuestro nombre.

¿Conocéis esta historia? ¡Seguid leyendo y acompañarnos!

UN ORIGEN BASTANTE INCIERTO

Aunque sigue siendo bastante incierto el origen de maño, hay una creencia que tiene bastante fuerza.

Según esto, parece que maño proviene del latín ‘magnus’ o ‘magnum’, que significa grande.

Vaya, que los maños somos grandes y magníficos, no está mal, ¿no?

El idioma latino del que proviene el término no usaba la letra ñ, como ocurre en muchos idiomas actuales. Y, como muchos sabemos, la transformación suele ser de los sonidos gn a la ñ.

MÁS TEORÍAS SOBRE EL ORIGEN DE LA PALABRA MAÑO

También existen estudios históricos con respecto a esto, y muchos concluyen que el término ‘maño’ fue utilizado entre los mudéjares aragoneses.

¿Qué significaba? Pues bien, era utilizado para llamarse entre ellos de manera afectiva, como compañeros de cautividad, miembros de un pueblo sometido.

Con el tiempo, perdió esa connotación étnica y religiosa y el término maño pasó a designar al hombre del pueblo. Conservaba ese carácter afectivo y de hermandad, pero dejando a un lado los resentimientos de origen.

PERO LA INCERTIDUMBRE CONTINÚA

Y pese a todos estos estudios, no queda nada claro.

Ya que son muchos los que siguen rechazando que el origen de maño esté en el latín ‘magnus’ o que provenga realmente del término ‘hermano’.

Son misterios que se quedan en Aragón, nuestra tierra querida. ¿Qué sabéis sobre el origen del término maño? ¡Toda información es bienvenida!

¡Y hasta aquí nuestro primer post majicos! ¡Esperamos que os haya gustado y veros en el siguiente!

0
Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *